Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

AUTÓMATAS Y KAMIKAZES

Viajar en el metro de Madrid se ha convertido en una aventura, un deporte de riesgo o una pesadilla, según el punto de vista de cada cual. El mío en los últimos tiempos es el de una persona lenta, con una rodilla no del todo operativa. A esto se une el hecho de estar inmersa en el proceso de adaptación a unas gafas progresivas que me marean más de lo esperable. Soy, pues, una participante bastante torpe en este despliegue de actividad frenética y reflejos instantáneos que se abre apenas se traspasa el umbral de la boca de metro. Si esto fuera un videojuego, yo estaría con seguridad en el grupo de los perdedores.   Siguiendo con el símil del videojuego, la experiencia del metro se divide en varios niveles, con diferentes grados de dificultad. Apenas se pone un pie en las escaleras de acceso, se ingresa en el primero de ellos: el nivel de los kamikazes. Quien vaya abstraído, concentrado en los sucesos del día o en medir el grado de somnolencia matutina, en seguida será consciente del p

Entradas más recientes

LECTURAS DE MAYO (2024)

UNA PUERTA QUE CHIRRÍA

PAPEL MACHÉ

MIRAR HACIA EL SUELO

LECTURAS DE ABRIL (2024)

EMBOSCADOS

RESISTENCIA

MIEDO AL TELÉFONO

LECTURAS DE MARZO (2024)

CARTELES

ECOS DEL 8M

LECTURAS DE FEBRERO (2024)